Campanas Alcampo

Si eliges una campana Alcampo no te decepcionará. No nos engañemos, una campana extractora es una compra no necesaria, porque llevamos cocinando dentro de casa toda la vida. Pero se vive tan bien con una… cuando la pruebas, el cocinar sin olores es una maravilla, que la cama te huela a cebolla al irte a dormir es cosa del pasado. Es verdad que cuesta más dinero, hay que estar al tanto para limpiar el filtro y hacer el mantenimiento, pero es un lujo muy necesario en toda cocina moderna.

Campanas Convencionales Alcampo

Las campanas convencionales son las más normales, ya que van empotradas en los armarios de encima de la cocina (que esconden el tubo de salida de aire) y nos dan luz y extracción de aire. No les pidas mucho más. El precio suele rondar los 70 euros y suelen ser más que suficientes para cualquier cocina normal.

campana-alcampo-convencional

Campanas extractoras convencionales Alcampo, imprescindible para cualquier cocina

Campanas Decorativas Alcampo

Si no tenemos mueble encima del hogar y queremos disimular el tubo de aire del extractor, lo mejor es una campana extractora decorativa, que son muy bonitas. El precio medio es de 100 euros y se incluye tanto la campana como la parte de disimulación del tubo hasta la salida de aires. Suelen tener más opciones de configuración que una campana normal.

campana-alcampo-decorativa

Campana extractora decorativa Alcampo, para las cocinas más ambiciosas

Campana Extractora Extraible Alcampo

Si tenemos poco espacio en la cocina o no nos gusta que se vea el extractor, podemos comprar uno extraible, que se esconde en el mueble y a la hora de usarlo se extiende para que se encienda y chupe más aire de una zona más grande. Cuando se ha terminado de cocinar se cierran y listo. Aunque suelen coger más grasa y suciedad por tener más recovecos. Suelen rondar los 80 euros.

campana-alcampo-extraible

Campana extractora extraible Alcampo, para las cocinas más pequeñas

No hay que olvidar que una secadora nos va a durar muchos años y vamos a usarla casi a diario, por lo que deberíamos comprar la mejor que nos podamos permitir (al igual que la lavadora), y que quepa en el hueco que tenemos, claro. Si tenemos poco espacio podemos pensar en comprar una lavasecadora, que combina los dos electrodomésticos en un solo aparato, con lo que ahorramos espacio, y suelen ser más baratos que comprar los dos por separado. Recuerda que con la Tarjeta Alcampo vas a poder pagar en 12 o 24 meses y normalmente sin intereses, lo que hace la compra de este electrodoméstico muy atractiva.