Placas Alcampo

Si eliges una placa Alcampo no te decepcionará. No nos engañemos, una placa vitrocerámica o de inducción es una compra no necesaria, porque llevamos cocinando con gas toda la vida. Pero se vive tan bien con una… cuando la pruebas, el cocinar rápido, sin gas, sin olores… es una maravilla. Rapidez y limpieza cada día. Es verdad que cuesta más dinero, hay que estar al tanto para limpiar y cuidar la placa, y hacer el mantenimiento, pero es un lujo muy necesario en toda cocina moderna.

Placas fijas Alcampo

Las placas fijas se instalan en el hogar y no se pueden mover. Hay varios tipos, según la tecnología calentadora usada. Pueden ser de gas, como toda la vida, vitrocerámica o de inducción.

Las placas de gas de Alcampo son las tradicionales de 4 fuegos y suelen costar unos 100 euros. Valen para cocinas de gas (o butano o ciudad) y es verdad que la comida sabe mejor, pero suelen ser más sucias, necesitar más limpieza y mantenimiento y además más caras, porque el gas es más caro (y hay que estar al loro para cambiar la bombona, si no tenemos gas ciudad).

placa-alcampo-gas

Placas de Gas Alcampo, para las cocinas tradicionales con gas ciudad o butano

El siguiente tipo de placas son las vitrocerámicas, que cocinan por calor irradiado y suelen costar unos 200 euros. Gastan electricidad, como el resto de electrodomésticos de la casa, y son más límpias y mejores conservadoras del calor y la energía que las de gas. Las hay de 2, 3 y 4 fuegos, dependiendo de nuestras necesidades y del espacio que tengamos en casa.

placas-alcampo-vitroceramicas

Placas vitrocerámicas Alcampo, para una cocina moderna con un uso normal

Las placas de inducción son la última innovación en la cocina, puesto que gastan muy poco y tienen una eficiencia energética muy buena. Son muy rápidas cocinando y suelen ser más caras, alrededor de los 400 euros. Necesitan sartenes y ollas especiales pero también es verdad que suelen durar mucho más, son más resistentes y se limpian mucho mejor que los otros tipos.

placa-alcampo-induccion

Placa de Inducción Alcampo, la última tecnología en la cocina para limpieza y eficiencia energética

Placas de sobremesa Alcampo

Las placas de sobremesa son móviles, por lo que su uso suele ser temporal hasta que tengamos una cocina mejor, o se usan en cocinas pequeñas y se retiran de la encimera una vez utilizadas. Al igual que las placas fijas hay de varios tipos, ya sea de gas o eléctricas.

Las placas de sobremesa de gas suelen estar alrededor de los 50 euros y necesitan una entrada de gas, normalmente una bombona de butano. Son muy manejables y normalmente se limpian fácil, por lo que son un complemento ideal para cocinas muy viejas o con muy poco espacio donde necesitamos un fogón de gas.

placa-alcampo-sobremesa-gas

Placa de sobremesa de gas Alcampo, para cocinas muy viejas

Respecto a las placas de sobremesa eléctricas Alcampo, depende del tipo de tecnología utilizada pueden ser más o menos caras, empezando en los 20 euros para un solo fogón eléctrico y llegando a casi 150 para dos fogones de inducción. Son menos manejables que las de gas pero funcionan simplemente enchufándolas a la corriente, no necesitan nada más. Para cocinas viejas o pequeñas son un complemento ideal.

placa-sobremesa-alcampo-electrica

Placa de sobremesa eléctrica Alcampo, para cocinas pequeñas o sin espacio

No hay que olvidar que una placa nos va a durar muchos años, normalmente lo mismo que la cocina, y vamos a usarla casi a diario, por lo que deberíamos comprar la mejor que nos podamos permitir, aunque la elección de si gas o eléctrica es muy personal. Y claro, tiene que entrar en el hueco que tenemos. Si tenemos poco espacio podemos pensar en comprar una de sobremesa, que son más aparatosas y menos prácticas, pero se pueden recoger, con lo que ahorramos espacio, y suelen ser más baratos que comprar y de instalar. Recuerda que con la Tarjeta Alcampo vas a poder pagar en 12 o 24 meses y normalmente sin intereses, lo que hace la compra de este electrodoméstico muy atractiva.